Público objetivo: qué es, tipos y cómo construirlo

Al hablar de público objetivo o target se refiere a un recorte demográfico, socioeconómico y comportamental de un grupo de personas que serán los futuros consumidores del producto o servicio que ofrece la empresa, para esta selección irán dirigidas las acciones de marketing y ventas.

El conocimiento de las personas a las que quieres dirigirte influye mucho en el éxito de las estrategias de comunicación, es así como puedes hablar más allá de lo que conoces como empresa y puedes enfocarte específicamente en lo que tu audiencia está buscando, favoreciendo que se identifiquen con la marca. Tú público objetivo abarca todo el universo de clientes actuales y potenciales.

Si no conoces bien todo ese universo puedes crear comunicaciones muy generalizadas o incluso erróneas. En la actualidad existen muchas herramientas que te auxilian en el proceso de investigación para conocer a tu público, pues es un paso fundamental en el diseño de tu estrategia de marketing.

En la investigación debes considerar los cambios del mercado, comportamiento de los consumidores, relación con las marcas, si es necesario establecer una estrategia segmentada, para entonces comprender bien cuáles son los factores que hacen que las personas compren tus productos.

¿Cómo construir un público objetivo?

Cuando vayas a construir y formar un público objetivo para tu negocio es necesario que tengas en cuenta ciertos datos y características del grupo que deseas se transformen en tus futuros clientes:

  1. Género.
  2. Edad.
  3. Localización.
  4. Clase social.
  5. Poder adquisitivo.
  6. Formación.
  7. Principales hábitos de consumo.

Una vez que tengas todos estos datos podrás diseñar tu público objetivo, teniendo en mente los rangos de la mayoría, como, por ejemplo:

«Jóvenes entre 21 y 27 años, que vivan en Madrid, con renta mensual entre 900-1200 euros, estudios superiores, que hagan compras grandes mensualmente en supermercados.»

Diferencias entre público objetivo y buyer persona

Puede que al adentrarte en el marketing digital te topes con dos términos bastante usados: el de público objetivo y el de buyer persona. Estos tienen bastantes semejanzas, pero a su vez grandes diferencias.

Cuando hablamos de buyer persona nos referimos a algo más específico que el público objetivo, es el cliente ideal y se define con todas sus características, hasta las más mínimas, se consideran sus necesidades, problemas y deseos. En cambio, el público objetivo es definido de forma más general.

El público objetivo se refiere más es a un grupo de personas, mientras que el buyer persona es solo una persona, incluso tiene nombre y en algunos casos cuenta con imagen física. Un ejemplo de buyer persona para que te aclare la idea es:

«Raquel, 27 años, gerente de marketing de una empresa en Granada, con postrado en marketing digital. Casada y sin hijos, le gusta viajar fuera de la ciudad con su familia al menos dos veces al año. Ama su trabajo, pero se siente agotada y está pensando en abrir un negocio propio.»

Ahora puedes ver que un buyer persona refleja las características del cliente ideal, no a un grupo de personas como sí lo hace el público objetivo. Claro, pasa que a veces en el marketing digital se generan buyer personas que tienen demasiados detalles y lo que importa realmente entonces queda en segundo plano, y es por eso que en algunos casos es recomendable traer un poco del concepto de público objetivo, para no olvidar el propósito verdadero de su construcción.

Los mejores resultados en una campaña se obtienen cuando los esfuerzos van dirigidos a un público específico, no obstante, la manera en la que definas tu público depende del nicho en el cual se encuentre tu empresa y de los objetivos que desees alcanzar para conseguir los resultados esperados.

Público objetivo de una empresa

El análisis del público objetivo, consiste en un análisis de mercado, que suministra una completa interpretación de las personas que conforman el público objetivo, con el fin de reunir datos y reunir las tendencias actuales desde el principio.

Establecer correctamente cuál es el público objetivo al cuál se dirige una empresa es parte del éxito, porque sabrás para quién creas los productos o servicios, las necesidades que debes satisfacer, donde encontrarlo, como le gusta que le hablen, entre otras cosas.

Conocer el público objetivo de tu empresa es fundamental para así evitar lanzar proyectos que no prosperen, que sean innecesarios para tu público, que no encajen. Además, evitas desperdiciar tiempo, dinero y herramientas estratégicas empresariales en algo que no tenga retorno.

Adicionalmente, debes también tener en mente que las características y necesidades del público objetivo de tu empresa puede cambiar con el tiempo, por eso debes tener todos los datos actualizados.

Cada empresa debe mantener su foco en definir su público objetivo para poder rentabilizar sus esfuerzos e inversiones. El público objetivo de una empresa es el grupo de personas que tienen ciertas características físicas y psicológicas comunes a las cuales tu empresa puede resolverles un problema o satisfacer un deseo. Por lo general son similares sus estilos de vida, necesidades, preocupaciones, frustraciones y deseos, y en base a eso la empresa diseñará sus ofertas.

publico objetivo o target

Tipos de público objetivo de las empresas

Al ya obtener el público objetivo, se debe acudir a las diferentes generaciones de personas, para así conocer gustos, estilos de vida y costumbres. Por eso te listamos a continuación los tipos de público objetivo de una empresa:

  1. Maturist: en esta generación se encuentran las personas que nacieron en 1945, son tradicionales, por su edad avanzada no se acostumbran al mundo actual y el uso de la tecnología. Este tipo de público son muy apegados al concepto de familia y formalidad.
  2. Baby boomers: estas personas nacieron entre 1946 y 1964, están cercanas a la jubilación, su trabajo cumple una función fundamental en su vida. Crecieron viviendo grandes cambios de vida, como la aceptación del divorcio, guerras y crisis mundiales. Comenzaron a dominar aspectos tecnológicos, pero no lo hacen por completo. Su principal medio de comunicación es el teléfono, a pesar de que están presentes en las redes sociales e internet.
  3. Generación X: este grupo nació entre 1965 y 1978, tienen apego a internet y su característica principal es que se adaptan fácilmente a los cambios. Son constantes migrantes digitales y viven de todos los cambios grandes de la comunicación moderna, desde el SMS (mensajes de texto) hasta el e-mail. Son individualistas, flexibles y su entorno laboral lo ven como algo más inestable y cambiante, comparado con las generaciones anteriores.
  4. Generacion Y (millennials): son las personas que nacieron entre 1981 y 1995, son personas muy adaptadas al uso del teléfono inteligente, es prácticamente su principal dispositivo de vida, crecieron con internet, las redes sociales y los SMS, por tanto, están muy apegados a la tecnología y con ella buscan comodidad.
  5. Generacion Z (pivotals): este grupo nació entre 1996 y la actualidad, lo que significa que su contacto con la tecnología ha sido amplio, pero aún no se encuentran dentro del mercado laboral. Su principal característica es que nacieron junto a la tecnología y por tener tanto contacto con ella mediante los juegos, consolas y móviles, su vida está totalmente conectada con el mundo digital y sus hobbies están basados en esto.

Público objetivo en marketing

Es importante el conocer a las personas con las que queremos hablar, ya que el éxito de las estrategias de comunicación va a depender de ello. Pues conocer a tus futuros clientes siempre debe ser tu tarea más importante para poder lograr tus metas. Es más, la definición de la estrategia de marketing se basa en el nicho de mercado que se desea capitalizar.

Tu público objetivo en marketing corresponde al grupo de personas que cuentan con características generales de las personas que consumen o necesitan tu producto o servicio, por eso es importante saber quiénes son y la mejor forma de llegar a ellos.

Al diseñar una estrategia de marketing lo que se quiere es alcanzar objetivos comerciales, de allí que sea fundamental analizar y segmentar para llegar al público que realmente le interesa el producto. Cada cliente compra un producto porque encuentra algo con que conectar personalmente, algo que le cause confianza.

De aquí sacamos entonces, que cada persona tiene características específicas y, por tanto, se debe diseñar estrategias adecuadas para sus necesidades, entonces es mejor conocerlos y para eso necesitas un estudio de mercado.

Tener tu público bien definido es actualmente más importante por las condiciones económicas y sociales, que presentan un panorama más competitivo, y solo así es como puedes tener éxito con tus estrategias de marketing.

No establezcas objetivos muy generales, define bien tu público, no seas ambiguo, y así contarás con una estrategia confiable y que irán cónsonas con tus metas.

Establecer una dirección específica para tu mercado no es lo mismo que dejar por fuera clientes potenciales. Más bien, estas enfocando tu estrategia a un segmento seguro para que tu negocio tenga éxito y poder modificar tus estrategias de negocio a lo largo del tiempo para seguir creciendo.

Redes sociales y público objetivo

Se debe conocer el o los tipos de red social más usados por el público objetivo a estudiar, de manera que sea más fácil llegar a ellos. Por lo tanto, es importante conocer el tipo de contenido, los productos y servicios que se ofrezcan, ya que, son los que determinaran a público objetivo.

No creas que estar en todas las redes sociales te va a asegurar alcanzar a mayor cantidad de público, pues esta no es la mejor estrategia, lo mejor es que leas a continuación que red social de es la adecuada según el público objetivo que hayas definido:

Facebook

Es una de las redes sociales más usadas, sus usuarios involucran tanto a mujeres como a hombres, de todas las edades, aunque en su mayoría son población adulta. Facebook ads ofrece muchas posibilidades al momento de segmentar por edad, género, zona, etc. Además, proporciona gran potencial para la difusión de las campañas. Permite crear eventos, grupos y páginas de Facebook que pueden ser tu mejor aliado en esta red.

Instagram

Es una red social muy de moda actualmente, aquí puedes sacar mucho provecho para tu empresa pues es el reino de influencers o instagramers, aunado a esto tiene una gran carga visual. Sus usuarios son más jóvenes y relajados, por ende, no es recomendable para grandes empresas o perfiles muy formales.

Algunas marcas de moda, artículos de belleza, joyería, productos personalizados, entre otros, son de los que se pueden encontrar en esta plataforma, pues pueden encontrar más público, así que si estas en este sector, tu mejor aliado es Instagram.

Twitter

Su perfil de usuarios se parece al de Facebook, pero con una segmentación aún más adulta. Presenta limitaciones en cuanto a los caracteres y su feed completo donde cada usuario puede ver todo lo que postean sus seguidores y puede perderse la información por tantas actualizaciones. Cuenta con un elevado porcentaje de usuarios pasivos que solo ven contenido pero no postean. En Twitter llama más la atención las imágenes, gifs y los hilos. Se recomienda más para contenidos de actualidad que para comerciales.

LinkedIn

Por excelencia es una red profesional, muchos la usan para colocar su currículum o buscar ofertas de empleo, pero a su vez es de utilidad para dar a conocer una marca y compartir noticias con otras empresas, en el caso de grandes marcas que ya tienen su público objetivo bien definido.

Aquí puedes decir los beneficios que puedes darle a otras empresas, usar los grupos para posicionarte en tu nicho y contactar con posibles colaboradores o empleados. No obstante, para poder sacar provecho de LinkedIn debes tener tu estrategia de marketing muy clara, así como tu público objetivo bien definido, saber cómo hablarles, como escribir en redes sociales y el cómo gestionar tu social media correctamente.

Como ves es fundamental en todos los aspectos del marketing y comercio que sepas y conozcas tu público objetivo, para ello es fundamental la creación de perfiles que puedan representar a ese cliente ideal que será objeto de investigación para poder diseñar las mejores estrategias de mercado.

Público objetivo: qué es, tipos y cómo construirlo

Share This Article

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on tumblr
Share on pinterest
Share on vk
Share on email